6 puntos clave antes de promocionar tu película en Internet

Fotogramas de 2001: Una odisea en el espacio de Stanley Kubrick (1968) y Her de Spike Jonze (2013).

Ese público que hemos perdido no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador. Quiero decir claramente que no tenemos miedo a Internet, porque Internet es, precisamente, la salvación de nuestro cine.

Álex de la Iglesia, durante la XXV Gala de los premios Goya (2011)

La promoción del cine en los tal y como la conocíamos en los medios de comunicación tradicionales (a través de tertulias de cine, actores invitados a programas de referencia, trailers o carteles) ha quedado obsoleta debido a que, como indicaba Álex de la Iglesia durante su discurso como Presidente de la Academia del Cine Español, hoy en día los espectadores están más tiempo frente a las pantallas de su ordenador, tableta o teléfono móvil que de las de la televisión e, incluso, la del propio cine.

audienciaLas estrategias de promoción deben mirar hacia el mundo online porque gracias a éste el séptimo arte es más accesible, democrático, masivo y cotidiano que nunca. Por eso, a los consumidores, que por primera vez van por delante de la industria, ya no les basta con ser meros receptores sino que desean ser una parte activa del proceso comunicativo. Ya no se conforman con pasar un buen rato durante dos horas sino que quieren vivir experiencias alrededor de una película. De hecho el valor de un film está cambiando, haciendo florecer las narrativas transmedia, a las que dedicaré un post próximamente, y que actúan como esa extensión, a veces infinita, de la película.

Pero a pesar de que Internet esté tomando una posición más dominante y de eje central en las estrategias de marketing y campañas de promoción de una película, los expertos coinciden en que no viene a sustituir a los medios tradicionales sino a complementaros.

El cine no sólo se ha democratizado desde punto de vista del consumidor sino también para productores y creadores. Si bien las cifras de producción del cine español son inferiores que las de Hollywood, ahora más que nunca ambos cuenta con las mismas herramientas de promoción que son, además, más baratas. Esta es una de las mayores bazas de las películas especialmente pequeñas a la hora de competir con los gigantes nacionales y extranjeros. Por esta línea iba Álex de la Iglesia en su discurso, descubriendo a Internet como un aliado y una oportunidad y no como el enemigo que se había dibujado hasta entonces por culpa del estigma de la piratería.

La misión es entonces recuperar a los espectadores perdidos (ir a buscarlos al lugar en el que están) para que una película sea rentable y hacer que ésta destaque ante la sobredimensión de la industria cinematográfica, atrayendo la atención del público, distribuidores, festivales o críticos.


En la era digital todo se consume más rápido por lo que hay quien piensa que conviene acercar la campaña de lanzamento a la fecha del estreno. Aún así quiero destacar ciertas pautas a tener en cuenta (inspiradas en los grandes y aplicadas para todos) antes de iniciar una campaña de promoción de una película: Sigue leyendo

Anuncios